Historia Palacio Cardinal Cesi

Hotel en Roma - Vaticano
  • it
  • en
  • de
  • es
  • fr
Image/cesi_homepage_011.jpg
Image/cesi_homepage_041.jpg
Image/Chiostro2.jpg
Image/Facciata.jpg
Image/Hall.jpg
Image/Salottino_1.jpg
Mejor precio garantizado
Reservar online
Cancelar

Historia

Las bases del palacio fueron puestas casi al mismo tiempo que las bases de la actual Basílica de San Pedro.

El Cardenal Francisco Armellini comenzó la construcción en el año 1517. El trabajo se completó en 1520. Durante más de 40 años, el edificio fue propiedad de la familia Armelini y luego vendió en 1565 a la familia Cesi.

Los Cesi, de origen de Umbría, en pocos años se convirtiron en una de las familias emergentes de Roma, gracias a Pedro, un senador de Roma y los tres cardenales entre Pablo, Pedro y Pier Donato. Pier Donato Cesi fue Obispo de Narni entre los años 1546 y 1566. Más tarde se trasladó a Roma, para ayudar al Papa en varias funciones diplomáticas.
Nombrado Cardenal en 1570, decidió restaurar cuidadosamente el palacio adquirido, y encomendó esta labor al arquitecto lombardo, Martino Longhi.

El trabajo comenzó en 1570 y terminó en 1577. El resultado de su obra es aún hoy visibles.

Con la desaparición de la Familia Cesi (1657), el palacio cambió de dueños varias veces. En el siglo XIX, dos hermanos Graziolini: Giovanni Battista y Giuseppe, fueron dueños del Palacio. Julio, el hijo de Giuseppe, vendió el palacio en 1862 al conde Gustavo Candelori Moroni quien en 1875 lo cedió a su hijo, Gustavo y a su viuda, Amalia Rosati Kinsky.
En 1879, el Duque Giuseppe Caffarelli Negroni compró el palacio y tres años más tarde su hijo el Duque Francesco Di Paola Negroni Caffarelli lo recibió en sucesión. En 1895, lo compró el Siervo de Dios, Padre Francisco María de la Cruz Jordán y desde entonces este edificio es propiedad de la Sociedad del Divino Salvador y es la Casa Madre. A partir del año 1930, el área alrededor del palacio en la Via della Conciliazione es diferente.

El palacio estaba ubicado en el estrecho Borgo Vecchio, construido al lado de la antigua Via Cornelia que conducía desde el río Tiber a uno de los circos de Nerón, a los pies de la colina del Vaticano. Al comienzo del siglo XX, durante la renovación del suburbio Borgo, el ala occidental del palacio desapareció. Los Salvatorianos, en los años 1944-1946, añadieron en el costado sur, una parte llamada “Casa Francesca”.

A partir del 2004 “Casa Francesca” fue totalmente reestructurada y actualmente es una residencia de lujo llamada Palazzo Cardinal Cesi.